GUADALAJARA, Jal., 14 de septiembre de 2018.-Los productores de miel de Jalisco son cada vez más competitivos, tanto por el aumento en los volúmenes de producción, como por la acreditación de su calidad y la inocuidad, aseguró el Secretario de Desarrollo Rural (SEDER), Héctor Padilla Gutiérrez, al presidir la entrega de seis certificaciones de salas de extracción y envasado de miel.

El funcionario estatal destacó que hace 6 años en Jalisco no existía ni una sola sala de extracción de miel certificada, y ahora es el Estado con el mayor número de reconocimientos lo que favorece las posibilidades de crecimiento y expansión de los apicultores.

“La meta para nosotros siempre ha sido el cómo le damos más valor a lo que producimos, cómo lo vendemos mejor, cómo le sacamos unos centavos más para que estos lleguen invariablemente a quienes están desarrollando el trabajo y nos lleva a mover la forma tradicional de como se ha estado comercializando la miel de México en el mundo, particularmente de México hacia Alemania.”

Los apicultores certificados fueron Baudenso Pedroza González (Encarnación de Díaz), Juvenal Herrera López (Tecalitlán), Erick Rodríguez Torres (Zapotiltic), Carlos Ignacio Chávez Silva (Gómez Farías), Carlos Alejandro López Carrillo (Ahualulco de Mercado) y Bernardo Plascencia Terrazas (Zapopan).

Padilla López explicó que con esta certificación los apicultores abren las puertas a la exportación de su producto.

“El paso obligado es la certificación de salas, el equipamiento de las salas para que la gente tenga la posibilidad de pasar a darle valor agregado, en virtud de que para entrar de nuevo a las cadenas comerciales de México y la posibilidad de exportación con productos de valor agregado, la certificación es un paso obligado”.

Además, se tienen en proceso de certificación a otros diez apicultores. En el Estado existen aproximadamente mil 500 productores, integrados en 22 asociaciones y se exporta el 80 por ciento de la miel.

La certificación consistió en acreditar la capacitación de los apicultores y adecuar las salas de extracción y envasado de miel para obtener la Certificación de Reconocimiento Internacional en “La Aplicación de Buenas Prácticas en el Manejo y Envasado de Miel”. Se realizó una inversión de 2.5 millones de pesos, con aportación oficial y de los involucrados.

La acreditación fue avalada por la Organización Mexicana de Certificación Ganadera y Alimentaria (OMECEGA).

Jalisco cerró el año 2017 como el principal productor de miel en el país con un volumen de 5 mil 815 toneladas (SIAP).