CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre de 2019.- En el Aeropuerto Internacional de Tijuana, Baja California, integrantes de la Guardia Nacional detuvieron a una pasajera que transportaba poco más de un kilo de aparente heroína adherida a su cuerpo.

Fue en la sala de última espera donde los efectivos federales tuvieron contacto con una pasajera que al percatarse de la presencia de la autoridad adoptó una conducta evasiva y trató de huir del lugar.

Al ser interceptada, los elementos detectaron que a la altura frontal del torso mostraba abultamientos anormales.

Al ser cuestionada por el personal, la mujer entregó dos paquetes envueltos en prendas de vestir, los cuales contenían una sustancia granulada color café, aparentemente de heroína.

Junto con los paquetes, quedó a disposición del Ministerio Público Federal, quien determinará la situación jurídica de la persona, así como el tipo y peso exacto de la sustancia.