GUADALAJARA, Jal., 22 de marzo del 2019.- Hermes Ulises Ramírez Sánchez, académico de la División de Ingenierías del Centro Universitario de Tonalá, señaló que ante la crisis de agua que se vive en el país y en especial en Jalisco, las autoridades responsables en la gestión del líquido.

Ramírez Sánchez reveló que se deben de preocupar en el consumo por habitante, ya que actualmente se ha llegado hasta los 360 litros por habitante, lo que implicará que el agua empezará a escasear en los próximos años.

“Se tiene que hacer consientes con el uso. Mejorar el abastecimiento del agua en la ciudad y en lo rural, para asegurar un uso adecuado para que se prolongue el uso del agua en Jalisco”, dijo el académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Uno de los temas es atacar distribución de agua agrícola y el rehabilitar las tuberías de distribución del vital líquido en las ciudades, ya que es uno de los problemas más graves que provoca escasez.

Además de realizar proyectos para el aprovechamiento del agua de lluvia ya que en el país este tema prácticamente se va a la caña, así lo aseguró el académico de la máxima casa de estudios.